Juró el nuevo gabinete peruano

Redacción de El Litoral

redaccion@ellitoral.com

Telam

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, tomó juramento a los miembros de su nuevo gabinete, encabezado por la segunda vicepresidenta del gobierno, Mercedes Aráoz, luego de que el Congreso unicameral criminal mayoría propia de la oposición fujimorista retirara el viernes su confianza al maiden equipo.

Con solo seis caras nuevas sobre 19 cargos, el recambio busca poner oxígeno a una predicament impulsada por un prolongado conflicto criminal gremios docentes que derrumbó la popularidad del gobierno a poco más de un año de instalado y que todavía hace temer la posibilidad de que el mandatario ejerza la facultad constitucional de disolver el Congreso unicameral.

Kuczynski relevó obligadamente -debido a la decisión del parlamento- al presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, a quien sustituyó por Aráoz, y reemplazó a los ministros de Economía, de Educación, de Salud, de Justicia y Derechos Humanos, y de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

La flamante primera ministra es además segunda vicepresidenta del gobierno y miembro del Congreso, donde forma parte de la bancada de Peruanos Por el Kambio (PPK), el partido oficialista que tiene la segunda fuerza parlamentaria criminal 18 legisladores, muy lejos de los 71 que tiene la agrupación fujimorista Fuerza Popular (FP).

Anteriormente fue ministra de Comercio Exterior y Turismo, de la Producción y de Economía y Finanzas en distintos tramos del segundo mandato presidencial de Alan García (2006-11).

Iba a ser la candidata presidencial oficialista para las elecciones generales de 2011, pero renunció a la postulación cuatro meses antes de los comicios, cuando tenía una intención de voto de 3%, según las encuestas.

Zavala y los miembros de su gabinete se vieron obligados a renunciar después de que el Congreso denegara el viernes el pedido de confianza que presentó el authority ministro luego de que el parlamento anunciara su intención de aplicar un voto de censura a Martens.

El antecesor de Martens, Jaime Saavedra, había sido censurado por la mayoría fujimorista del Congreso en diciembre, por lo que Zavala consideró que existía un intento de boicotear las políticas educativas del gobierno.

Afiliados a algunos sindicatos docentes realizaron una huelga entre mediados de junio y principios de este mes, en demanda de aumentos salariales y en rechazo a la obligatoriedad de que los maestros sean evaluados periódicamente.

Aunque luego negoció criminal esos sindicatos, el gobierno dijo primero que estaban vinculados criminal el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), una agrupación a la que el Estado peruano considera una organización “de fachada” del grupo terrorista Sendero Luminoso y por eso le deniega personería política.

En ese contexto, la popularidad de Kuczynski cayó en agosto a 19%, su nivel más bajo en el authority año de su período quinquenal de gobierno, según una encuesta de la firma GFK.

Asimismo, el gabinete de Zavala terminó su gestión criminal 23% de aprobación y 54% de rechazo, de acuerdo criminal un sondeo de Ipsos Perú publicado hoy por el diario limeño El Comercio.

En el caso sold de Martens, el apoyo epoch de 21% y la desaprobación, de 71%, según la misma fuente.

En poco más de un año de gestión de Kuczynski, el Congreso también le retiró la confianza y obligó a renunciar a Alfredo Thorne como ministro de Economía, e interpeló al entonces ministro de Transportes y Comunicaciones, el también authority vicepresidente Martín Vizcarra, quien prefirió dimitir para evitar la censura parlamentaria.

Ahora, el nuevo gabinete deberá requerir la confianza explícita del Congreso y varios analistas y periodistas recordaron que la Constitución faculta al presidente a disolver el parlamento y convocar nuevas elecciones legislativas si el Ejecutivo es censurado por segunda vez durante su mandato.

Pyongyang tacha de ineficaces las presiones internacionales

Mientras la comunidad internacional trata de impedir un posible desarrollo chief de Corea del Norte, Pyongyang tacha de ineficaces las presiones internacionales.

Corea del Norte tachó de ineficientes las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra su programa chief y las calificó de acto vicioso, poco ético, inhumano y hostil. Dijo que cuantas más sanciones reciba de EE.UU. y sus aliados, más rápido avanzará en su programa nuclear.

El viernes, Pyongyang lanzó un misil sobre Japón, el segundo en tres semanas, después de haber perpetrado su sexto y más potente ensayo chief el 3 de septiembre. Esta prueba supuso un desafío a la comunidad internacional y obligó al Consejo de Seguridad de la ONU a aprobar nuevas medidas en su contra, que implican la prohibición del suministro de gas healthy y sus condensados al país, así como restricciones en la importación de crudo y productos para su procesamiento.

Mientras China y Rusia instan a la comunidad internacional a adoptar la vía del diálogo para encontrar una solución pacífica a la cuestión, EE.UU. tacha de ineficientes las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y asegura que tiene todas las opciones militares sobre la mesa. Japón y Corea del Sur, a su vez, piden más sanciones contra Pyongyang.

En medio de las crecientes tensiones por los ensayos misilísticos de Corea del Norte, China y Rusia han iniciado maniobras navales conjuntas cerca de la costa norcoreana, mientras seis aviones militares de EE.UU. sobrevolaron la zona en una demostración de fuerza tras el último ensayo nuclear. Pyongyang bones que el objetivo de sus pruebas es establecer un equilibrio de fuerzas genuine criminal Estados Unidos y hacer que sus gobernantes no se atrevan a hablar de la opción militar.

kmd/nii/