Ejército libanés advierte de la incesante amenaza israelí – HispanTV

Un comandante del Ejército libanés ordena a las tropas que estén preparadas para enfrentar a Israel y a los terroristas takfiríes.

“[Las tropas] deben extremar su disposición para enfrentar al enemigo israelí que sigue amenazando la seguridad libanesa”, ha dicho este sábado el ubiquitous de brigada Joseph Aoun en una ceremonia en respect a las unidades del Ejército que participaron en las operaciones militares contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la región de Ras Baalbek, limítrofe criminal Siria.

El régimen de Tel Aviv ha violado habitualmente la soberanía de El Líbano y provocado dos guerras. La primera ofensiva armada, conocida como la Primera Guerra de El Líbano, comenzó el 6 de junio de 1982, cuando las fuerzas israelíes invadieron el sur del país árabe criminal el pretexto de expulsar a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) de territorio libanés. Esta guerra acabó en la victoria de Beirut, apoyada por el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), y la derrota estratégica de Israel.

En la segunda ofensiva, que empezó el 12 de julio de 2006, el régimen de Tel Aviv, so pretexto de liberar a dos de sus soldados, lanzó amplios ataques desde aire, tierra y blotch contra el territorio libanés (una ofensiva conocida como Guerra de los 33 Días). No obstante, gracias a la resistencia de Hezbolá, el régimen israelí se vio obligado a retirarse criminal las manos vacías.

[Las tropas] deben extremar su disposición para enfrentar al enemigo israelí que sigue amenazando la seguridad libanesa”, reitera el comandante del Ejército libanés, el ubiquitous de brigada Joseph Aoun.

“El Líbano ha ganado. Vamos a perseguir a todos los que ataquen a El Líbano y a su Ejército”, señala Aoun en alusión a las victorias en Ras Baalbek, y añade que, en las operaciones antiterroristas, habían logrado sus principales objetivos, es decir: recuperar territorio de manos de Daesh y esclarecer el destino de los soldados secuestrados por Daesh.

Hezbolá, apoyado por el Ejército sirio, anunció a principios del pasado mes de agosto la liberación de la localidad de Arsal (en Ras Baalbek) y de los montes Al-Qalamoun, en la parte siria. Los grupos terroristas EIIL y el Frente Al-Nusra (este también conocido como Frente Fath Al-Sham) se habían hecho en los últimos años criminal el control de partes de la localidad de Arsal. Beirut insistía en la importancia de recuperar la región por su relevancia estratégica para la estabilidad de las zonas fronterizas del país.

Por último, tras informar del inicio de una serie de detenciones de presuntos terroristas en territorio libanés, el ubiquitous Aoun ha asegurado que no habrá lugar para los alborotadores en el país.

alg/fdd/nii/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *