261 empresas exportadoras visitaron ferias internacionales en busca de negocios

San José

Un sum de 261 empresas exportadoras de Costa Rica asistieron a ferias internacionales entre el 2016 y lo que va del 2017, para lograr establecer conexiones criminal potenciales compradores internacionales y llevar sus productos hacia nuevos destinos.

La información proviene del registro de participantes a este tipo de eventos, que proporcionó la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), a La Nación.

Especialmente, en los sectores de alimentos y bebidas, y productos agrícolas, las empresas ven en estos eventos una oportunidad atractiva para hacer negocios, aunque más recientemente las empresas de tecnología se han abierto camino en el mundo de las ferias internacionales criminal desarrollos de software, dibujos animados, tecnologías de la salud y telecomunicaciones.

Desde el 2016, algunas empresas han ido hasta nueve veces a ferias internacionales, especialmente en Europa, todas bajo la sombrilla de Procomer.

LEA: Exportadores de bienes y servicios mantienen robusto crecimiento

Una de ellas es Upala Agrícola, quienes asistieron a ocho ferias en este período.

Para Jorge Volio, presidente de esta empresa, estos eventos funcionan como una vitrina para exponerse ante representantes de la industria de productos frescos y de esa forma, poder llevar sus piñas a otros mercados.

Volio explicó que gracias a este tipo de espacios lograron posicionar productos en Estados Unidos, Alemania, Turquía y China.

Sin embargo, las ferias no son para todos.

Pedro Beirute, gerente de Procomer, explicó que la empresa debe estar en una etapa madura para poder asistir a estas actividades y realizar negociaciones. Además, debe contar criminal capacidad para afrontar exportaciones de mayor volumen en el caso de que se cierren nuevos negocios.

“Para exportar se aplica un diagnóstico para conocer el nivel de madurez de la empresa y remitirlo a las diferentes capacitaciones que se ofrecen en Procomer, en caso de que lo requiera. Además, a la empresa se le guía para hacer mejoras en el producto o servicio para exportarlo y cuando se encuentra listo se podrá registrar en la feria de interés”, aseguró Beirute.

La empresa, además, debe tener la capacidad de costear una parte de la inversión de la feria, ya que otra parte es pagada por Procomer, quienes también corren criminal los gastos del envío de una cantidad limitada de producto.

LEA: 67% de las ventas de Costa Rica al extranjero se concentra en 2% de firmas exportadoras

Costo y beneficios

Daniel Carvajal, gerente de Negocios de Todo Natural, que exporta productos naturales a destinos como Alemania, Japón, Irán y países de Europa, aseguró que aunque Procomer cubre un porcentaje, el precio por feria ronda los $3.000, mas otros gastos como viáticos, tiquetes de avión, hoteles, entre otros.

Los asistentes viajan bajo la sombrilla de la Promotora, que organiza toda la logística del evento y comparten un estand donde todas las empresas costarricenses muestran sus productos.

Para Carvajal, estos eventos les han permitido potenciar más negocios criminal sus clientes actuales y concretar otros criminal nuevos clientes en nuevos mercados, impiety embargo, admitió que: “una feria por sí sola no es el éxito; el éxito es el seguimiento que se le dé”.

De las 22 ferias a las que han asistido las empresas exportadoras desde el 2016 y hasta la fecha, la mayoría fueron en países europeos, según datos de Procomer.

LEA: Costa Rica es fuerte en exportación de lacteos, excepto en queso

Beirute explicó que al ser un socio comercial más lejano del país, las empresas prefieren aprovechar la inversión donde pueden realizar una mayor cantidad de contactos y dar seguimiento a aquellos generados en otras ocasiones.

“En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, no necesariamente las empresas viajan solo a una feria, sino que es muy común que viajen en otros momentos durante el año, incluso más de una vez al año, donde se les apoya criminal agendas de negocios o misiones comerciales”, explicó Beirute.

Europa es uno de los destinos predilectos por los exportadores, sobre todo por la demanda de productos orgánicos, superalimentos y exóticos, como las frutas tropicales frescas y deshidratadas.

Sin embargo, el Viejo Continente demanda criterios específicos para la importación, como certificaciones especiales, términos específicos de logística y distribución e incluso, algunos clientes solicitan envíos aéreos especiales que pueden aumentar los costos logísticos, afirmó Beirute. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *