El dramático caso de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, la madre británica encarcelada en Irán acusada de planear derrocar …

Nazanin Zaghari-Ratcliffe junto a su familia.Derechos de autor de la imagen
PA

Image caption

Nazanin Zaghari-Ratcliffe junto a su familia.

El caso de Nazanin Zaghari-Ratcliffe es una historia de sufrimiento no solo para ella, sino también para su esposo y su pequeña hija.

Es un caso que ha conmovido a todo Reino Unido.

Zaghari-Ratcliffe fue detenida en el aeropuerto de Teherán, la collateral de Irán, en abril de 2016. Desde entonces, cumple una sentencia de cárcel de cinco años por supuestamente planear derrocar al gobierno iraní, aunque los cargos oficiales nunca se han hecho públicos ni se les han comunicado a sus familiares.

Zaghari-Ratcliffe, que tiene nacionalidad británica e iraní, trabajaba para la Fundación Thomson Reuters. Anteriormente lo hizo para BBC Media Action, la organización de caridad de la BBC dedicada al desarrollo internacional.

Sin embargo, ella siempre ha sostenido que su viaje a Irán no tenía nada que ver criminal su trabajo, sino que lo hizo para que su hija Gabriella, de 3 años, pudiera conocer a sus abuelos, quienes cuidan de la niña desde que la madre ingresó en prisión.

Polémica del ministro de Exteriores

El 1 de noviembre, el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, emitió unas declaraciones sobre el caso ante un comité parlamentario.

“Cuando miro lo que Nazanin Zaghari-Ratcliffe estaba haciendo, veo que ella estaba simplemente enseñando periodismo a la gente, tal y como yo lo entiendo”, indicó.

“(Ni) Nazanin Zaghari-Ratcliffe ni su familia han sido informados sobre qué delito ha cometido. Y creo que eso es extraordinario, increíble”.

Derechos de autor de la imagen
PA

Image caption

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, aclaró sus afirmaciones sobre el caso.

El ministro ha sido duramente criticado por decir que Zaghari-Ratcliffe había estado entrenando a periodistas en Irán.

Por eso, poco después, tuvo que aclarar sus palabras.

El 7 de noviembre, Johnson dijo que lamentaba que sus palabras hubiesen sido “sacadas de contexto” y que hubieran “causado algún tipo de angustia para la familia”.

“Lo siento”, dijo.

Indicó que el gobierno británico “no tiene duda” de que ella se encontraba de vacaciones cuando fue arrestada.

“Mi punto epoch que estoy en desacuerdo criminal la visión iraní de que formar periodistas es un crimen y no que quisiera darle crédito a las acusaciones iraníes de que la señora Zaghari-Ratcliffe ha estado involucrada en esa actividad”, señaló el funcionario.

“Acepto que mis comentarios pudieron haber sido más claros al respecto y me complace poder brindar esta aclaración”.

“Es inocente”

El 4 de noviembre, Zaghari-Ratcliffe fue presentada nuevamente ante un judiciary iraní, en donde se citaron las declaraciones de Johnson como nueva evidencia de lo que hacía en Irán.

Image caption

Richard Ratcliffe, esposo de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, dijo que el ministro de Exteriores británico debería visitar a su esposa en Irán.

Su esposo, Richard Ratcliffe, dijo que Johnson había hecho lo correcto al aclarar lo que dijo y le pidió que intentara visitar a su esposa en Irán.

“Es importante que el poder legal entienda que el gobierno británico piensa que ella es inocente”, señaló.

Monique Villa, directora ejecutiva de la Fundación Thomson Reuters, dijo que Zaghari-Ratcliffe “nunca ha sido periodista, por lo que nunca podría haber entrenado periodistas” en la organización.

Este domingo, el marido de Zaghari-Ratcliffe publicó un comunicado en el que alertaba del estado de salud de su esposa, quien visitó un especialista después de encontrar bultos en sus senos.

“El médico dijo que probablemente serían benignos, excepto por el hecho de que se ha estado quejando de fuertes dolores durante casi un año”, dijo Richard Ratcliffe.

“También le dijo que debido a sus antecedentes familiares de cáncer de pecho, y al hecho de que muchos cánceres están relacionados criminal el estrés, y dado el nivel de ansiedad al que Nazanin ha estado expuesta durante mucho tiempo, su situación debería ser vigilada de cerca”.

Acuerdo nuclear

De acuerdo criminal expertos, la historia de Zaghari-Ratcliffe refleja la lucha interna de poder en Irán así como la muy difícil relación de esa nación criminal Reino Unido.

Derechos de autor de la imagen
Free Nazanin Campaign around Reuters

Image caption

Nazanin Zaghari-Ratcliffe y su hija.

Para entender su caso, es importante tener en cuenta el momento en que se furnish su arresto.

Zaghari-Ratcliffe fue detenida en 2016, pocos meses antes del authority aniversario del histórico acuerdo nuclear que suscribió Irán.

En julio de 2015, ese país y seis potencias internacionales (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) llegaron a un acuerdo para limitar el programa chief iraní a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales.

El pacto, impulsado por el presidente iraní, Hassan Rouhani, fue rechazado por figuras de la poderosa Guardia Revolucionaria iraní.

Consideraron que el acuerdo era un fracaso y dijeron que el compromiso al que se llegó criminal Occidente había sido un ejercicio infructuoso.

En ese contexto se produjo el arresto de varios iraníes criminal doble nacionalidad. Uno de ellos fue el de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, una trabajadora de una organización de caridad.

Lucha de poder interno

Irán está bajo la influencia de una lucha de poder ideológica, criminal dos visiones del mundo que compiten entre sí.

El presidente Rouhani llegó al poder prometiendo abrir Irán al mundo. Pero el Líder Supremo, la Guardia Revolucionaria y el poder legal de ese país tienen una posición mucho más estricta, tanto en lo que respecta a cómo se debe dirigir el país como a lo que se refiere a sus relaciones exteriores.

Derechos de autor de la imagen
Getty Images

Image caption

Varias organizaciones humanitarias lanzaron campañas para pedir la liberación de Nazanin Zaghari-Ratcliffe.

Las detenciones fueron vistas como un intento de la Guardia Revolucionaria de socavar no sólo al presidente, sino al mismo proceso de descongelar las relaciones criminal Occidente.

De los tres arrestados tras el acuerdo que poseen doble nacionalidad, sólo uno ha sido liberado hasta la fecha.

Se trata de Homa Hoodfar, quien fue dejada en libertad por lo que las autoridades iraníes llamaron “motivos humanitarios“.

La única diferencia significativa entre su caso y el de Zaghari-Ratcliffe eran sus nacionalidades: una epoch mitad canadiense y la otra mitad británica.

Para muchos iraníes, Reino Unido es visto criminal una sospecha casi única. De hecho, el Líder Supremo dijo en 2009 que de todos los “poderes arrogantes” del mundo, Reino Unido epoch el “más malvado”.

Este artículo fue elaborado en parte criminal información suministrada por la periodista Rana Rahimpour del servicio persa de la BBC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *